Haciendo un gateaux (gató)

by 08:47 0 comentarios
Por ahí dicen que la primera impresión jamás se olvida, aunque en lo personal soy firme partidario de las segundas oportunidades, debido a que el error humano es parte inherente del crecimiento, además todas aquellas personas que me la han brindado me enseñaron a valorar su amistad, este es el caso de mi roommate que en un principio tuvo una muy mala percepción mía, pero con la convivencia diaria se ha dado cuenta de que puede contar conmigo para llevar un hogar más agradable y retomar su verdadera pasión que está en las manualidades en este caso haciendo pasteles (gateaux). A veces las circunstancias nos llevan a tener un trabajo que odiamos y/o sobrevivir realizando alguna labor diaria que está muy lejos de darnos una calidad de vida que nos permita valorarnos y entre más va pasando el tiempo empieza en nosotros una gran frustración que terminará por amargarnos. Por lo que si estás seguro que no te hace feliz tu trabajo, tu casa o con la gente que te juntas ¡¡busca tu nicho!! ¡¡Donde podrás ser genuino (a) y espontaneo (a)!! Les prometo que vale la pena. 

Si alguien esta interesado en hacer un pedido en la Ciudad de Montréal puede llamar a Alberto al 514 638 1915. Bon appetit.




0 comentarios:

Publicar un comentario